Historia y

teoría de

Montessori

La doctora Maria Montessori, visionaria italiana, antropóloga y médico, desarrolló el acercamiento educativo que hoy se practica en las escuelas que llevan su nombre.

En 1907, empezó a trabajar con un grupo de niños de escasos recursos en Roma y hoy en día su visión educativa se implentara en los cinco continentes, donde se ha comprobado efectividad en todas la s clases socioeconómicas y culturales. Tan solo en América del Norte existen aproximadamente cinco mil escuelas privadas y más de doscientas escuelas públicas Montessori.

Uno de los conceptos escenciales de la teroía Montessori es que el desarrollo social, emocional, espiritual e intelectual del ser humano está interrelacionado. Asimismo, la idea de que el desarrollo de la mente humana no sucede principalmente mediante la impartición de conocimientos, sino que más bien los niños construyen sus mentes de acuerdo a directrices interiores.

 

Para facilitar esta construcción necesitan interactuar de manera espontánea con su ambiente: absorbiendo impresiones con los sentidos, trabajando con sus manos, y simultaneamente desarrollando conceptos con su imaginación y con su mente racional.

En un salón de clases Montessori, se estimula la integración de niños de diferentes edades para responder a sus impulsos naturales al trabajar y aprender dentro de un ambiente preparado para su desarrollo.

El papel de la maestra es el de guiar y observar cómo progresa el niño a su propio paso, a su propio ritmo. Se respeta la personalidad única de cada niño como miembro importante y responsable de su comunidad.